Esta decisión no se puede basar exclusivamente en el impulso o el deseo de tener una mascota. Debes evaluar distintos aspectos importantes para elegir de una forma correcta, que traiga tanto bienestar para ti, como para el nuevo integrante de la familia.

 

Planea con tu familia

Como reza el viejo refrán: “uno para todos, todos para uno”. Todas las personas que habiten el hogar en el que estará tu mascota, deben estar de acuerdo con su llegada, pues será una misión de todos contribuir en su crianza. Además, por ejemplo, sus primeras travesuras pueden llegar a afectar elementos de cualquier persona de la familia, por lo que se necesitará paciencia y disposición para supervisar y corregir con amor.

 

Revisa tus finanzas

Tener una mascota implicará unos costos fijos como alimentos y vacunación, además de otros costos variables como visitas a la peluquería, al veterinario y medicamentos. Confirma que económicamente cuentes con la capacidad de destinar parte de tus ingresos a darle productos de calidad a tu mascota, cuidando siempre su salud. Adicionalmente, ten en cuenta que pueden surgir imprevistos que te llevarán a necesitar algo más de presupuesto para mantener en óptimas condiciones a tu mascota.

 

Consulta tu agenda

¿Cuánto tiempo puedes dedicarle a tu mascota? ¿Estás pensando en tenerla para estar con ella solo unas pocas horas al día y que quede sola la mayor parte del tiempo? ¿o tus condiciones te permiten compartir con ella una jornada considerable? ¿Quieres un perro? ¿o un gato? Tu mascota querrá jugar contigo, tendrás que destinar tiempo a darle su alimento, a sacarla para que se ejercite. Tendrás que llevarla eventualmente al veterinario y así, se van sumando los minutos que se convierten en horas que tendrás que destinar a tu mascota.

Recuerda que en Petspot contamos con guardería y hotel canino en donde puedes monitorear a tu mascota a través de cámaras en tiempo real. Verás que comparte en manada con los demás huéspedes y que recibe el todo el amor y el entrenamiento personalizado de expertos.

 

Mira a tu alrededor

Tu mascota necesitará espacio, algunas más que otras. Te sugerimos no dejarte llevar por la belleza de una raza si esta no se adapta al espacio que tienes. Revisa en dónde va a permanecer tu futura mascota, sé honesto desde un comienzo y así encontrarás la respuesta frente a cuál será tu compañero más adecuado.

 

La responsabilidad de tener una mascota va más allá de darles alimento y agua. Se necesita tiempo, presupuesto, espacio y aprobación de todos los integrantes de la familia, como principales factores. Muchas personas no han evaluado estas opciones terminan abandonando a su mascota, vendiéndola o dándola en adopción, lo que le genera un impacto emocional negativo al animal que no entiende lo que está ocurriendo.

 

Sin embargo, aunque parezca que todo lo anterior es un ‘sacrificio’, a cambio recibirás risas a montón, diversión, sorpresas, compañía, amor y la lealtad más pura y sincera que hayas sentido. Al final, todos los deberes se quedan cortos en comparación con la cantidad de cosas positivas que te entregará una mascota que al inicio es solo un animal y que al poco tiempo ya se convertirá en parte de tu familia.

Leave a Reply

Abrir chat
Powered by