Durante los paseos con tu perro es normal que te encuentres a otros tutores caminando junto a sus canes, lo que le ofrece a tu peludo la oportunidad de socializar. Antes de iniciar cualquier acercamiento, debes fijarte en la expresión corporal de ambos animales. Aunque tu perro sea sociable y quiera acercarse a saludar, no sabes si el otro can tiene las mismas ganas de interactuar que el tuyo, por lo que lo más sensato en caso de duda es preguntar a su tutor si te puedes acercar a ellos.

Aunque te diga que sí, nunca fuerces un acercamiento directo si observas señales de tensión, inseguridad o miedo en alguno de los dos perros o si estos comienzan a tirar desesperadamente de la correa para acercarse más rápido al otro individuo. Una aproximación demasiado brusca e invasiva por parte de alguno de los animales puede generar mucho malestar en el otro y quizá no sea capaz de gestionar bien la situación y reaccione de forma indeseada. Si tu perro se muestra muy excitado o nervioso, continúa con el paseo, deja que olfatee y explore el entorno y espera a que esté más tranquilo antes de juntarlo con otros perros.

Si los perros se muestran relajados y ambos desean saludarse, te puedes acercar con calma e intentando no tensar la correa en ningún momento. Los perros con buenas habilidades sociales y que no desean iniciar un conflicto evitan el contacto visual directo y no se acercan de frente, sino que dan un pequeño rodeo para situarse en el lateral del otro individuo y así comenzar a olfatearle el trasero. El nivel de excitación del animal determinará la altura y la velocidad de movimiento de su cola, pero su expresión facial mantendrá un gesto relajado y amable.

Lo más recomendable para finalizar la interacción es esperar a que sea alguno de los perros quien decida terminarla y continuar con el paseo. Si ninguno parece dispuesto a hacerlo u observas que empiezan a jugar con demasiada intensidad, puedes probar a llamar la atención de tu perro y reforzar que se aproxime a ti mientras os alejáis. En la medida de lo posible, evita tirar a tu perro de la correa, agarrarlo o cogerle en brazos como forma de terminar la interacción.

Fuente: Experto Animal

Leave a Reply